Ejercicios fáciles para bajar de peso

Ejercicios fáciles para bajar de pesoSi buscas realizar ejercicios fáciles para bajar de peso, te traemos la respuesta, administrando tus tiempos y casi sin costo. En tu propio hogar.

Un gimnasio es lo primero que se viene a la mente, cada vez que pasamos por el espejo y no nos gusta lo que vemos. Sin dudas es el espacio ideal donde poder aplicar rutinas supervisadas por especialistas, que van a guiarnos y corregirnos en la tarea. Pero puede que vivas lejos de uno, quizás no cuentes con el tiempo para ir, o el costo no sea el que puedas permitirte.

Lo bueno es que nuestro hogar es la alternativa. Sólo requiere que apliquemos uno de los instrumentos más poderosos que se puede aplicar en estos casos, disciplina. El sofá o la televisión pueden volverse una distracción, que debemos aprender a vencer. Pero si conseguimos aplicarnos y realizar las rutinas con constancia, lo que aprendamos podremos usarlo en cualquier lugar.

Lo único que precisamos es una colchoneta y un espacio donde quepamos recostados. Tres veces a la semana y por una hora, puede ser un buen tiempo de ejercicios.

Es importante realizar aeróbicos por unos diez minutos, al inicio y terminando la rutina. Puedes hacer una carrera estática, intercalando subida de rodillas al pecho, con talones en tus glúteos. Claramente si ya tienes una bicicleta fija o máquina para correr, mejor.

Ejercicios fáciles para bajar de pesoLos ejercicios fáciles para bajar de peso de los que te hablaremos a continuación son clásicos. Si tienes dudas o, llegado el momento, quieres subir el grado de dificultad, en Youtube encontrarás muchos videos que pueden ayudarte.

  1. Abrimos la sesión con sentadillas. De pie con las piernas separadas a la misma medida en que están separados tus hombros y con los pies hacia adelante. Baja tu cadera en forma recta. Mientras bajas y doblas tus rodillas, tus muslos acompañarán el movimiento descendiente quedando paralelos al suelo. Subes lentamente y repites. Tres series, de diez repeticiones cada una, serán suficientes para comenzar. Sostener algún peso, con tus brazos a la altura del pecho, será el siguiente paso. Cuando decidas agregar algo de dificultad.
  2. Apoyando las manos en el suelo, separados por el ancho del hombro y usando únicamente la punta de tus pies como soporte, irás flexionando hacia abajo y arriba tus brazos. Es el típico ejercicio que hacíamos en el colegio, pero verás que ahora se ha vuelto un tanto más pesado. Si todavía no puedes soportar el peso para hacer las dos series, con doce repeticiones cada una, como recomendamos, ayúdate apoyando las rodillas, en lugar de la punta de tus pies.
  3. Un ejercicio integral, la zancada. No hay rutina de entrenamiento que no la utilice. En semi cuclillas, con las manos en la cadera, iremos adelantando una pierna a la vez. La que va adelante, debe llegar a formar un ángulo de noventa grados, la que queda atrás, llevará la rodilla casi hasta el suelo. Después lentamente, volvemos hacia atrás. Esta vez, serán dos series con catorce repeticiones, cada una.
  4. Coloca tus manos detrás de ti, apoyadas en un banco o silla. Distancia tus pies de la silla, de modo que tus piernas queden estiradas y bien separadas del asiento, con tu tronco recto en vertical. Comienza a flexionar los brazos bajando y subiendo tu cuerpo. Más adelante, puedes colocar un segundo banco debajo de tus talones, para agregar dificultad. Haremos tres series, de doce repeticiones.
  5. Utiliza un peso en cada mano, mientras te mantienes recta y de pie, elevando tus manos por los lados hasta la altura de tus hombros. Hazlo unas tres series, de quince elevaciones cada una, antes de pensar en poner dificultad al ejercicio.
  6. Seguramente recuerdas a otro compañero de la escuela, las abdominales. Pero te enseñaremos una versión más completa y divertida. Boca arriba en el suelo, con tus manos detrás de la cabeza; vas a elevar las piernas e imitando el movimiento que haces al pedalear en una bicicleta. Mientras lo haces chocarás, en cada movimiento, la rodilla izquierda con la rodilla derecha y alternando con la otra.

No olvides, después de cada uno de estos ejercicios fáciles para bajar de peso, realizar la segunda tanda de aeróbicos y luego a estirar. Te hará sentir mucho mejor y dejarás de lado el peligro de lesionarte.

¿Qué te parecieron los ejercicios? ¿Ya has hecho rutinas en tu casa?

The following two tabs change content below.
Hola Soy Monica y junto a un equipo de trabajo te traemos notas trucos y tips sobre como bajar de peso rápido, esperamos esta información sea útil y te ayude bastante en tu camino de encontrar tu peso ideal 🙂

Related Posts

About The Author

One Response

Add Comment

error: Content is protected !!